Un palestino ha arrogado ácido a un matrimonio israelí y a sus tres hijas menores a las afueras de Jerusalén, según fuentes militares. Este ataque es uno más dentro de una ola de ataques que se han producido desde este verano.