Nueva noche de protestas en las calles de Nueva York. Miles de personas han recorrido de nuevo las principales vías de la capital neoyorkina en el tercer día de descontento por la violencia de la policía. Un agente de policía estranguló Eric Garner, que sufría asma, gritó “no puedo respirar” hasta once veces antes de morir. Ahora esta frase se ha convertido en todo un símbolo para los neoyorkinos que piden más justicia a las instituciones. "Protestamos por Eric Garner, Mike Brown, por la cantidad de injusticias que se han cometido”, asegura un manifestante.