Las fuerzas del Ejército de Bachar Al Asad han lanzado un sangriento ataque aéreo cuando los puestos estaban repletos de gente.