El último ataque del conflicto sirio ha sido contra el patio de una escuela en la provincia de Alepo. Los testigos describen cómo un avión de combate lanzó el artefacto, a lo que siguió una leve explosión y columnas de fuego y de humo. "Parece ser un ataque químico similar al Napalm. Hay siete personas muertas hasta ahora y en torno al 50 heridos", narra de una de las testigos.