Tres juezas han condenado a Silvio Berlusconi a 7 años de cárcel y a la inhabilitación de por vida para ejercer un cargo público. Las magistradas le consideran culpable de prostitución de menores por Karima El Marough, conocida como Ruby Rompecorazones. Se considera probado que el que fuera ministro pagó por tener relaciones sexuales con ella, en las famosas fiestas bunga bunga, cuando la chica tenía 17 años.