La Policía ha arrestado a algunos de los más de 20 manifestantes que este lunes han protestado en Belfast durante la reunión, en Irlanda del Norte, de los líderes mundiales en la cumbre del G8. Los antidisturbios fueron enviados para intervenir contra un grupo de disidentes republicanos que, según la Policía, no estaban autorizados para manifestarse.