El Gobierno pide disculpas por la excesiva violencia policial.