Convocada la protesta desde ayer, cientos de manifestantes al régimen de Mohamed Mursi se congregaban en las inmediaciones de la sede del movimiento islamista para condenar la agresión de varios miembros de Hermanos Musulmanes a un grupo de manifestantes antigubernamentales el pasado sábado.