Los primeros focos de tensión han estallado en Venezuela tras la muerte de Chávez. Un equipo de Globovisión ha sido atacado por una multitud de seguidores.