Con la mano izquierda apoyada sobre dos biblias, la de Lincoln y la de Martin Luther King. Ha jurado su cargo de presidente para un segundo mandato. Esta vez sin equivocarse aunque con una pequeña vacilación. 21 cañonazos para conmemorar una nueva página de la historia norteamericana. Totalmente entregadas frente a el ochocientas mil personas coreando su nombre para escuchar un discurso con un mensaje central. Todos los ciudadanos tienen los mismos derechos.