"La cifra total de muertos está seguro muy por encima de los 7.500". Esta es el balance de víctimas de la ONU en Siria desde el inicio de la represión por parte del Gobierno de Bachar Al Asad. Mientras, por parte del Ejército han perdido la vida 1.783 personas.