Relajado, con barba cuidada y gesto apacible. Así ha reaparecido hoy Behring Breivik en un tribunal de Oslo. Es la primera vez que el autor de la masacre de Utoya permite que le filmen en una de sus vistas orales. Breivik está acusado de asesinar a 77 personas el pasado julio en la isla noruega y en los atentados con bomba en en centro de Oslo.