Último esfuerzo, y en vano, de la comunidad internacional para condenar al régimen sirio debido a la escalada de violencia que se vive en el país. Rusia y China con su voto han impedido en el Consejo de Seguridad una resolución que frene la situación en Siria. Donde las últimas noticias hablan de un recrudecimiento de la represión, practicada ya durante meses por el régimen del presidente Bashar al Assad.