Los equipos de rescate en Italia han trabajado durante toda la noche para evitar una fuga de fuel, que podría llegar a ser de 2.300 toneladas. Un daño colateral que tratan de evitar a toda costa. La isla del Giglio corre un alto riesgo de desastre ecológico por el naufragio, el pasado viernes, del crucero de lujo Costa Concordia, según ha denunciado el ministro italiano de Medio Ambiente.