Laura Pollán, líder del grupo disidente de las Damas de Blanco y uno de los rostros más conocidos de la causa por los presos políticos cubanos ha fallecido este viernes en La Habana tras una semana en estado muy grave debido a una insuficiencia respiratoria. Su estado se complicó por la diabetes crónica que padecía desde hacía años. Sus restos han estado velados esta noche en una funeraria de La Habana y posteriormente han sido incinerados.