En el momento en el que se conoció el desalojo en París, cientos de personas se concentraron de forma pacífica ante la embajada francesa en Madrid.