Más de 300 viajeros han resultado heridos en un choque de trenes en el área urbana de Soweto, en Sudáfrica, a 24 kilómetros de la capital, Johannesburgo. No se han registrado víctimas mortales, aunque dos de los afectados se encuentran en estado crítico y han sido evacuados por aire a hospitales de la zona. El resto de pasajeros presentan rotura de huesos y lesiones múltiples.