Diego Matamoros y Carla Barber consolidan, a pasos agigantados, su relación. Hace apenas dos semanas que descubrimos este sorprendente romance; y desde entonces, la pareja no ha dejado de gritar a los cuatro vientos lo felices que se encuentran desde que sus caminos se cruzaron.

Ya no sólo comparten románticas fotografías en sus respectivas redes sociales con mensajes de lo más explicitos como "besa como quieras vivir", "invencibles" o "caído del cielo", sino que además, no dudan en mostrarse de lo más cariñosos en público.

Y es que, pese a ser conscientes de la presencia de las cámaras a las puertas de la clínica de cirugía estética que la modelo posee en Madrid, la pareja no se ha escondido. El hijo de Kiko Matamoros ha acercado en su coche a Carla a su trabajo y, dentro del vehículo, han protagonizado un beso de despedida de lo más apasionado. Además, las miradas de cordero degollado que Diego dedica a su chica, evidencian que el amor está en el aire...

Carla, con unos mini shorts negros y unos calcetines por encima de la rodilla de lo más originales, entraba a continuación en su negocio con una sonrisa de enamorada oculta bajo su mascarilla reglamentaria. Eso sí, fiel a su discreción, ha evitado contarnos como marcha su apasionada relación con Diego.