Katy Parry encabeza la lista Forbes de los músicos mejor pagados del 2015. La cantante ha ganado este año 122 millones y medio de euros y mucho gracias a que por cada concierto, ella y su banda, se han embolsado un millón ochocientos mil. Detrás viene One Direction, que recibió 130 millones de dólares, también gracias a su tour y publicidad. Giras y derechos de autor son la mejor fuente de ingresos. Nueve de los 10 músicos de la lista han pisado el escenario más de 20 veces en lo que va de año. La cantante Adele no aparece en la lista a pesar de ser la que más discos ha vendido en el año, ya que aún no ha comenzado su gira