Este viernes, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su familia han puesto rumbo a la isla Martha's Vineyard, en Massachusetts, donde pasarán dos semanas de veraneo. Obama, su esposa Michelle y sus hijas Sasha y Malia han tomado el avión presidencial en la Base Andrews de la Fuerza Aérea un día antes de lo planeado. La familia presidencial disfrutará de sus vacaciones en la misma propiedad alquilada en otras ocasiones, una casa en Chilmark valorada en 12 millones de dólares, con siete habitaciones, nueve baños, canchas de baloncesto y tenis.