El cantante Paul Simon y su mujer fueron detenidos este fin de semana por alterar el orden público. Fue el mismo cantante quién avisó a la policía. Ha ocurrido en su propio domicilio, en Connecticut, Estados Unidos.