Pasa ya la medianoche cuando Mariano Rajoy sale al balcón de Génova. Primero saluda a sus militantes junto a su mujer y después se le une la cúpula del partido . Tras los agradecimientos, deja claro que ha ganado las elecciones.