El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha asegurado que, para garantizar “la tranquilidad, la normalidad y la pureza” de las próximas elecciones generales, se va a desplegar un dispositivo de 91.700 agentes, cuyo grueso estará constituido por miembros de la Policía Nacional y Guardia Civil.