Los ciudadanos opinan sobre la separación Iglesia-Estado