El Gobierno prevé incrementar los ingresos tributarios en 7.500 millones de euros en 2017. Más recaudación gracias, sobre todo, a la modificación del impuesto de sociedades, pero también gracias a la subida de los impuestos al alcohol y tabaco y el nuevo gravamen a las bebidas azucaradas. También se recaudará más gracias a la limitación de pagos en efectivo a un importe de mil euros para evitar el fraude del IVA. También subirán un tres por ciento las bases máximas de cotización. El salario mínimo recibe un empujón histórico, del ocho por ciento hasta los 707 euros al mes.