Imagine que paga todos los meses su hipoteca. Así durante 25 años. Y cuando va al registro a solicitar las escrituras le dicen que su casa está hipotecada. Eso le ha pasado a Pepa y a otros 50 vecinos de un pueblo de Jaén.