La empresa sevillana ha logrado más tiempo para presentar su plan de reestructuración. El 75% de sus acreedores ha aceptado esta petición de prórroga que la ley fija en siete meses más.