El Gobierno ha aprobado el reparto del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) del año 2014. Un total de 7.889 millones de euros que se repartirán entre las autonomías que lo han solicitado y que por primera vez impone condiciones específicas a una de ellas, Cataluña, para asegurar el destino del dinero que se le facilita y evitar que se paguen "veleidades independentistas". El Ejecutivo autonómico recibirá 3.034 millones de euros de esa cantidad total.