La futura alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, se ha unido esta tarde a las protestas de los trabajadores de Movistar en el Mobile World Congress. Colau no solo ha querido apoyar con su presencia a los manifestantes, si no que se ha ofrecido “como alcaldesa” a mediar entre ellos y la empresa, para conseguir un diálogo y zanjar así sus discrepancias. Este ofrecimiento se ha producido horas después de que un juez haya ordenado el desalojo de los manifestantes, que llevan en huelga desde el jueves.