2014 arranca prometedor. La Bolsa se ha quedado al borde de los 10.200 puntos. Algo que no ocurría desde julio de 2011.