Después de escalar con sus esquís a cuestas hasta lo más alto de una montaña de Suiza, a más de cuatro mil metros, han participado en una carrera de eslalon gigante.