Jordi Alba ha asegurado este martes que nunca ha dicho una mala palabra de Luis Enrique más allá de expresar su deseo de jugar más cuando el asturiano era el técnico del Barcelona.