Cientos de aficionados dan un caluroso recibimiento al patinador madrileño a su llegada a Madrid