La selección española de baloncesto concluyó ayer su participación en el Eurobasket logrando la medalla de bronce, un tercer puesto que sabe a broche de oro, especialmente para Juan Carlos Navarro, que se retira de la selección tras ser uno de los protagonistas de la mejor generación de la historia del baloncesto español. "Siento mucha felicidad por acabar de esta manera. El equipo ha vuelto a estar increíble y ha ganado una medalla, que no es nada fácil. Nos hemos juntado una generación ganadora, con un feeling increíble y ha dado sus frutos. Viene gente con talento y muchas ganas, pero lo que hemos hecho durante estos años será difícil de igualar", ha afirmado el escolta tras el partido.