El jugador brasileño resta importancia a la posibilidad de conseguir un tercer triplete.