El técnico asturiano reconoce que el campeonato ya sólo depende del Real Madrid.