El videoarbitraje estrenado en el Mundialito de Clubes parece que no gusta a los jugadores. El gol de Cristiano Ronaldo primero fue anulado, pero luego el videoarbitraje lo dio como válido. Un caos que no gusta a todos.