El galés reconoce que en el Madrid ha cambiado a todos los niveles ya que "era una nueva experiencia y no era fácil" y que ha tenido "unos años fantásticos".