La mano del atleta, en mejor estado de lo que el primer pronóstico indicaba.