El último jugador franquicia de los míticos Los Ángeles Lakers, Kobe Bryant, ha anunciado su deseo de dejar el baloncesto a final de la actual temporada. El escolta confirmó, al final del partido contra los Pacers de Indiana, su meditada decisión. El jugador ha reconocido que se queda con el respeto de los rivales. “Lo mejor son los mensajes que he recibido de los otros jugadores, esas cosas son las cosas que honestamente significan más para mí”, reconoció.