La selección española ha entrenado esta tarde en el estadio Rico Pérez de Alicante para preparar el encuentro amistoso que mañana disputará ante Inglaterra. Más de 10.000 aficionados han acudido al estadio alicantino para ver a sus ídolos. Los seguidores habían esperado la llegada de la Roja desde una hora antes de la hora prevista y al finalizar la sesión abandonaron el estadio pero muchos de ellos les han esperado a la salida.