El entrenador del Sevilla, Unai Emery, entró a la sala de prensa "orgulloso" del nivel competitivo del equipo durante la final de la Supercopa de Europa ante el Barcelona (5-4). "No sé si el resultado es justo pero con las ocasiones que hemos tenido, me he quedado con la miel en los labios", aclaró el técnico sevillista.