Este miércoles Iker Casillas presenció desde el banquillo del Fortuna Sittard Stadium de Horst la victoria de sus compañeros del Oporto. El guardameta español no disputó ni un minuto del encuentro debido a que solo ha podido completar un entrenamiento con sus nuevos compañeros. Durante los 90 minutos, Casillas no se separó de Adrián, el exdelantero del Atlético, que tampocó fue de la partida.