Anoche el Real Madrid de Baloncesto hizo historia levantando la Novena. El equipo de Pablo Laso hizo un gran partido ante el Olympiacos y la afición merengue volvió a saborear después de veinte años la gloria de ser campeones de Europa. Precisamente, el técnico madridista analizaba después del partido la clave de la victoria y les dedicaba a sus jugadores el triunfo. "Pues hasta casi menos de un minuto no ves ganado el partido, como entrenador tienes ese defecto, pero ya ha habido un momento que ya veía como los chicos lo celebraban en el banquillo, en el campo, y muy feliz por ellos, creo que se lo merecen, han hecho un trabajo magnífico, han demostrado ser un equipo".