El Real Madrid ya está en Sevilla, donde mañana se enfrenta mañana al Sevilla en uno de los partidos más comprometidos que le restan de aquí al final de la Liga. Decenas de personas han recibido a los de Ancelotti a la entrada de su hotel de concentración. Entre los más reclamados, el portero, Iker Casillas, el ex sevillista Sergio Ramos y Cristiano Ronaldo. Esta misma mañana el entrenador blanco, Carlo Ancelotti, aseguraba no entender que el Bernabéu pite a Cristiano Ronaldo en algunas ocasiones. El italiano defiende que el carácter inconformista del portugués está detrás de sus estadísticas goleadoras.