El Real Madrid afrontará mañana la final que le podría dar el último título de la temporada a los blancos: el Mundial de Clubes.