El Real Madrid ha entrenado esta mañana con un ambiente tranquilo y relajado. Entre los jugadores blancos no han faltado las bromas y las risas antes de disputar mañana el partido contra el Villarreal en El Madrigal.