A pocas horas de que se celebre la final de la Supercopa de Europa entre el Sevilla FC y el Real Madrid, los aficionados del equipo andaluz ya se encuentran en el aeropuerto de San Pablo para partir hacia la ciudad galesa de Cardiff, dispuestos a animar a su equipo.