Este viernes, la selección de Brasil ha entrenado en su base, en Teresópolis, donde los anfitriones de este Mundial preparan su último partido de la primera fase ante Camerún. Brasil encabeza el grupo A con cuatro puntos. Los brasileños ganaron su primer partido ante Croacia, empataron el segundo ante México y ahora se verán las caras con Camerún. Los cameruneses son últimos del grupo tras perder todos los encuentros que han jugado. Después de la sesión física, los jugadores brasileños Marcelo y David Luiz han ofrecido una rueda de prensa, donde han explicado que La Canarinha ha aprendido a sufrir.