Pep Guardiola como entrenador nunca ha perdido en el estadio madridista.